Convertir archivos comprimidos en línea

Resultados de Conversión:
# Archivo de salida Archivo fuente Acción

Pasos:

1. Haga clic en el botón "FILE" o "URL" para cambiar a un archivo local o archivo en línea. Haga clic en el botón "Seleccionar archivo" para seleccionar un archivo local o ingresar un archivo URL en línea. El formato de archivo fuente puede ser 7Z, XZ, BZIP2, GZIP, TAR, ZIP, AR, ARJ, CAB, DMG, ISO, LZH, RAR, RPM, VDI, VHD, WIM, XAR y Z.

2. Elija el formato de archivo de destino. El formato de archivo de destino puede ser 7Z, TAR, ZIP y WIM.

3. Haga clic en el botón de "Inicio de conversión" para comenzar la conversión. Los archivos de salida se enumerarán debajo del "Resultados de Conversión". Haga clic en el ícono para mostrar el código QR del archivo o guarde el archivo en Google Drive o Dropbox.

Acerca de:

En ciencias de la computación, la compresión de datos es la reducción del volumen de datos tratables para representar una determinada información empleando una menor cantidad de espacio. Al acto de compresión de datos se denomina «compresión», y al contrario «descompresión». El espacio que ocupa una información codificada (datos, señal digital, etc.) sin compresión es el producto entre la frecuencia de muestreo y la resolución. Por tanto, cuantos más bits se empleen mayor será el tamaño del archivo. No obstante, la resolución viene impuesta por el sistema digital con que se trabaja y no se puede alterar el número de bits a voluntad; por ello, se utiliza la compresión, para transmitir la misma cantidad de información que ocuparía una gran resolución en un número inferior de bits.